Institucional

fotos local 129El Centro de Estudios e Investigación en Ciencias Sociales, miembro de la red CLACSO, es una institución sin fines de lucro, dedicada a la producción científica y a la divulgación popular de sus resultados. Su especialidad se ubica en el campo de las llamadas “ciencias sociales”, es decir, de aquellas disciplinas que toman por objeto de estudio a la sociedad humana. Aunque no desprecia ningún capítulo de la experiencia social, focaliza su interés en la historia argentina. Estrictamente hablando, el CEICS intenta, a través de su Programa de Investigación, sacar a la luz las leyes que rigen el movimiento de la sociedad argentina y explicar sus transformaciones: entender el presente como resultado de una trayectoria histórica.

El CEICS fue fundado en el año 2000 por un conjunto de profesores y estudiantes de la Universidad de Buenos Aires. Han volcado su esfuerzo al desarrollo de la investigación científica y tareas de extensión cultural y exposición de resultados a un público amplio, conformado por docentes, ONGs, sindicatos, asambleas populares y organizaciones de desocupados. El CEICS entiende, entonces, que su tarea, la actividad científica, es relevante para el cambio social y para los actores comprometidos con él.

La principal publicación del CEICS es la revista Razón y Revolución , que se edita dos veces al año, e incluye textos de autores no pertenecientes al Centro. Sin embargo, una parte no menor de su producción se encuentra en revistas de la especialidad y de divulgación. En ellas pueden reconocerse los temas que han sido hasta ahora objeto de las preocupaciones de sus investigadores: la génesis, desarrollo y agotamiento de un sistema social, las formas de expresión de los intereses sociales, los conflictos a los que dichos intereses dan lugar, la forma en que se han resuelto y las perspectivas de la vida humana en éste espacio social llamado Argentina.

Organizado como un conjunto de grupos de investigación, cada uno parte del Programa general, el CEICS privilegia el trabajo colectivo y de largo plazo. En el seno de cada grupo, a cargo de un responsable, los investigadores se distribuyen las tareas y realizan una labor en la cual la reflexión y el debate conjunto ocupan un lugar central. Es también un lugar de formación de investigadores jóvenes que hacen sus primeros pasos en la ciencia, auxiliados por compañeros que han recorrido el mismo camino y aprenden, de esta manera, también a enseñar y dirigir investigaciones.

 

Los comentarios están cerrados